Lunes, 24 de Abril, 2017
Sección de suscriptores(as) Identificación Contraseña
PAÍSES ANDINOS
Cifras sobre superficies cultivadas con coca no convencen
Cecilia Remón
31/08/2015
Envíe un comentario Imprima el texto de esta página

Gobiernos de Bolivia, Colombia y Perú presentaron informes anuales sobre monitoreo de cultivos de coca.

Bolivia fue el último país andino en presentar su informe sobre Monitoreo de Cultivos de Coca 2014. El gobierno boliviano junto con la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) informó el 17 de agosto que por cuarto año consecutivo la superficie cultivada con hoja de coca se redujo, llegando a 20,400 Ha, 11% menos que las registradas en el 2013.

Según la UNODC, el año pasado Bolivia produjo un total de 33.1 TM de hoja de coca, de las que el 60% (19.1 TM) fue comercializado legalmente en los dos únicos mercados formales que existen para ese fin. Aunque Antonino di Leo, representante de la UNODC en Bolivia, admitió que no se tiene información dónde se va el restante 40%, Felipe Cáceres, viceministro boliviano de Sustancias Controladas, dijo en rueda de prensa que parte de esas plantaciones que no se venden en los mercados legales se usan “lastimosamente también en la cocaína”.

El Perú presentó con gran euforia el 15 de julio el Monitoreo de Cultivos de Coca 2014 elaborado por la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (DEVIDA), la agencia antidrogas del gobierno peruano, y la UNODC.

Flavio Mirella, representante de la UNODC para Ecuador y Perú, anunció que en casi 14% se redujo la extensión de cultivos de coca en relación con el 2013, de 49,800 Ha a 42,900 Ha.

“Esta es la más baja desde 1998”, dijo Mirella. “Desde el 2012 hay una reducción permanente. Entre el 2012 y el 2014 la reducción ha sido de 30%”.

Esto se debe, afirmó Mirella, a la decisión del gobierno de ampliar las metas de erradicación manual a través del llamado Proyecto Especial de Control y Erradicación de Cultivos Ilegales del Alto Huallaga (CORAH), a cargo del Ministerio del Interior, y la decisión de DEVIDA de reducir y minimizar los conflictos sociales e implementar programas de desarrollo alternativo en las principales zonas de cultivos de coca destinada al narcotráfico.

Alberto Otárola, presidente ejecutivo de DEVIDA, resaltó que el 2014 “ha sido el año más exitoso de la lucha contra el narcotráfico”, agregando que los programas de desarrollo alternativo son integrales y que incluyen atención en salud y educación de los agricultores cocaleros y mejoramiento de la infraestructura vial que permita el acceso de los cultivos alternativos a los mercados.

Cultivos aumentan en Colombia
Con estas cifras, coincidieron en señalar Mirella y Otárola, el Perú deja de ser el primer productor de hoja de coca del mundo, lugar que ahora ocupa Colombia que ha experimentado un aumento de 21,000 Ha de hoja de coca, pasando de 48,000 en el 2013, a 69,000 el año pasado, una variación de 44%, según el Monitoreo de Cultivos de Coca 2014 de ese país presentado el 2 de julio.

Sin embargo, entre los datos presentados por Bolivia y Perú no se incluye la producción potencial de clorhidrato de cocaína, la que sí se calcula en Colombia.

El gobierno boliviano ha manifestado que “su ordenamiento legal no le permite llevar a cabo ese estudio”, aunque el UNODC considera que “realizar el estudio sobre la eficiencia coca-cocaína permitirá conocer el potencial de producción de cocaína en Bolivia” y que “es necesario encontrar los mecanismos que permitan su realización”.

Otárola precisó a Noticias Aliadas que el Perú no usa los mismos índices de conversión que Colombia porque “deben ser estandarizados” y calculó que “actualmente la producción de cocaína en el país no supera las 200 TM de acuerdo con herramientas de validación” que no precisó cuáles eran.

“El Perú no es el principal productor de cocaína, ni el principal productor de coca en el mundo”, insistió Otárola.

Ricardo Soberón, experto peruano en temas de drogas y narcotráfico y expresidente ejecutivo de DEVIDA, alerta que “desde el 2012, los Informes de Monitoreo de Cultivos de Coca no mencionan la cantidad de cocaína producida en el país porque aducen que no se ha terminado el Estudio de Conversión de coca en cocaína”. En el 2011, último año que se presentó esa cifra, el registro era de una producción anual de 310 TM de cocaína.

Colombia ha experimentado un incremento de 52% de la producción potencial de cocaína, pasando de 290 TM en el 2013 a 442 TM el año pasado, informó Bo Mathiasen, representante en Colombia de la UNODC. Según el informe, esto se debería, por un lado, a las expectativas de los campesinos y organizaciones comunitarias de que al cultivar coca tienen una mayor oportunidad de interlocución con el gobierno y, por otro, al incremento de la hoja de coca en regiones estratégicas “que se suma a una reducción de afectación por aspersión y erradicación manual, es decir menos costos de producción y mejores precios de venta al productor primario”.

Políticas de interdicción
Para Soberón, las políticas de interdicción no tienen ningún impacto ya que los precios de la hoja de coca, de pasta básica y de clorhidrato de cocaína continúan incrementándose en la chacra. Además, la reducción en cultivos de coca no significa una menor producción de cocaína. La tecnología permite más cosechas de la planta y mejor rendimiento por periodo, asegura.

Expertos como el chileno Ibán de Rementería calculan en alrededor de 850 TM la demanda anual de cocaína en el mercado mundial. Cifras del 2013 de la UNODC señalan que la producción entre los tres países es de 1,000 TM.

El año pasado, las incautaciones de clorhidrato de cocaína alcanzaron las 189 TM: Bolivia 4 TM, Colombia 166.7 TM y Perú 18.7 TM. En el caso de Colombia, constituyó el 26% de la producción total del estupefaciente, lo que significaría que destina 327 TM a satisfacer el mercado de consumo. Los restantes 523 TM los aportan Perú y Bolivia.

Numerosos expertos coinciden en señalar que mientras se siga abordando la lucha contra las drogas desde el lado de la oferta, no habrá mayores avances. Mirella y Otárola defienden el principio de la responsabilidad compartida con los países consumidores y llevar desarrollo a las zonas productoras, pero no es suficiente porque el narcotráfico está infiltrado en distintos sectores de la sociedad y del Estado.

“Una foto más amplia de la lucha antidrogas en el Perú nos muestra gruesas deficiencias: la no finalización de la reforma procesal penal, la extendida corrupción policial que apunta a la detención de usuarios (51% del total de detenciones, pese a no ser delito) y la no investigación de las grandes organizaciones criminales (pese a la vigente Ley 30077 contra el crimen organizado que nació sin recursos), el pobre desarrollo de un sistema de control de insumos y las debilidades del sistema anti lavado (a cargo de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Superintendencia de Banca y Seguros)”, indica Soberón.
—Noticias Aliadas.

PAÍSES ANDINOS
Monitoreo de cultivo de hoja de coca 2014
País
Colombia
Perú
Bolivia
Superficie con cultivos de coca (Ha)
69,000
42,900
20,400
Producción de hoja de coca (TM)
308,500
100,840
33,100
Erradicación manual de cultivos de coca (Ha)
12,496
31,205
11,144
Producción de clorhidrato de cocaína (TM)
442
nd
nd
Incautaciones de clorhidrato de cocaína (TM)
166.3
18.4
4.0

Fuente: UNODC


Compartir
Noticias Relacionadas
Noticias Aliadas / Latinamerica Press
Información y análisis independientes de libre reproducción mencionando la fuente.
Contáctenos a: (511) 460 3025 / (511) 460 5517
Dirección: Comandante Gustavo Jiménez 480, Magdalena del Mar, Lima 17, Perú
Correo: webcoal@comunicacionesaliadas.org

Mensajería interna: https://mail.noticiasaliadas.org
Este sitio web se actualiza cada semana.